Miradas

CCLXI

No importa cuánto camino

en letras hemos recorrido,

tu mirada y la mía siempre

se harán un común destino.

CCLXII

Esas miradas inquisidoras

que quieren descubrir

hasta el nombre que mora

detrás de los sueños.

CCLXIII

Hay miradas que dejan

ver las huellas de todos

sus sueños pasados.

CCLXIV

Mis quimeras son eslabones

de miradas en un cielo

etéreo de suspiros.

CCLXV

Te basta escribir y construyes

mundos enteros donde

las miradas cantan y las

manos bailan y ríen.

CCLXVI

De esa colisión de miradas

que deja mella en el corazón.

De cuando me escribes

y te leo, de esa magia hablo.

CCLXVII

Mi mirada te dijo

el adiós que mis labios

no pudieron pronunciarlo

ni mis latidos liberarlo.

CCLXVIII

Qué inminente peligro es

leerte con esa sonrisa

en tu mirada y esos

besos en tus letras.

CCLXIX

Te leeré como tú lo haces,

en silencio y desde el alma,

ya no te dejaré estrellas,

solo caricias con mi mirada.

CCLXX

No sé qué serían de mis letras

sin tu mirada aguardando

más allá de la fantasía,

más allá de los anhelos.

Anuncios

6 pensamientos en “Miradas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s